argentinaXplora.com  

 La Ruta del Vino en Salta

Naturaleza
Ecología
Parques Nacionales

 Los vinos salteños


Entre montañas salpicadas de colores, atravesando un camino serpenteante, testigo del pasado fundacional de la Argentina, una ruta vitivinícola que enamora.
Información General
Ciudad de Salta y Alrededores
Salta Capital
San Lorenzo
La Caldera
Vaqueros
Campo Quijano
Rosario de Lerma
Cerrillos
La Merced
El Carril
Circuito de Valles Calchaquíes
Valles Calchaquíes - info
Coronel Moldes
Dique Cabra Corral
Chicoana
La Viña
Guachipas
Cafayate
Yacochuya
Tolombón
San Carlos
Animaná
Angastaco
Molinos
Seclantas
Cachi
Payogasta
Recta del Tin-Tin
Cuesta del Obispo
Quebrada de Escoipe
La Poma
Circuito Oeste y Puna
Quebrada del Toro
Santa Rosa de Tastil
San Antonio de los Cobres
Tolar Grande
Circuito Noreste
Orán
Iruya
Aguas Blancas
Tartagal
Salvador Mazza
Aguaray - Campo Durán
Circuito Sureste
General Güemes
Metán
Posta de Yatasto
Rosario de la Frontera
Mapas
Mapa Provincia de Salta
Circuito Oeste Andino
Circuito Noreste
Circuito Sureste
Valles Calchaquíes
Parques Nacionales
El Rey
Los Cardones
Baritú
Artículos Relacionados
Artesanías de Salta
Comidas Típicas
Tren a las Nubes
vinos

Geografía
Arqueología
Paleontología

Playas
Volcanes
Estancias
Salud / Spa / Termas

Pesca
Ski
Montañismo
Trekking
Rafting / Kayak
Cabalgatas
Golf
Fútbol
Travesías 4 x 4
Polo


Salta es una de las provincias argentinas con mayor tradición vitivinícola: aquí la vid fue introducida por los Jesuitas en el siglo XVIII y varias de las bodegas datan de principios del siglo XIX. En la tierra de todos los paisajes, popularmente conocida como “la linda”, la región vitivinícola se emplaza en la altura, en un sitio de enorme riqueza natural, histórica y cultural: los Valles Calchaquíes. Aquí, los viñedos se extienden por más de 3.200 hectáreas entre los departamentos de Cafayate, San Carlos, Angastaco, Molinos y Cachi. En Cafayate se pueden encontrar los más gruesos y añosos troncos arbóreos de vid, y en Colomé y Payogasta viñedos jóvenes inmersos en un paisaje montañoso de gran altitud.

En la altura calchaquí, entre los 1.750 y los 3.050 m.s.n.m., el clima y las características del suelo contribuyen a la producción de vinos con historia y con futuro. Con cuatro siglos de tradición, en los últimos años la industria vitivinícola de los Calchaquíes experimentó un importante crecimiento favoreciendo la elaboración de vinos de calidad, reconocidos en los concursos y mercados internacionales. Esta particularidad de los vinos salteños es el resultado de la combinación de las condiciones privilegiadas del terruño y de la innovación tecnológica, sumadas a la dedicación y el conocimiento de los hombres y las mujeres del vino.

En la tierra del Torrontés –donde también se destacan cepas tintas como Cabernet Sauvignon, Malbec, Tannat, Bonarda, Syrah, Barbera y Tempranillo-, la Ruta del Vino de Altura recorre fincas, viñedos y bodegas aunando historia, cultura y naturaleza, para encontrar su punto cúlmine en el novísimo Museo de la Vid y el Vino de Cafayate, el suelo donde se concentran el 70% de los viñedos. En el camino, las visitas guiadas que las distintas bodegas –las industrializadas, las boutique y las artesanales- ofrecen por sus establecimientos y viñas, y una oferta de alojamiento y gastronomía regional de alta calidad, permiten disfrutar del enoturismo en un entorno perfecto. Además, a las propuestas vinculadas con el mundo del vino se suman tentadoras actividades relacionadas con el ecoturismo, el turismo cultural y el turismo activo. Y, por supuesto, los sabores de una tierra ancestral donde también se destaca, cada vez más, la cocina de autor.

En el sudoeste de la provincia, a poco más de 180 km de la ciudad de Salta, en el departamento de Cafayate, los viñedos disfrutan de un microclima especial: a 1750 m.s.n.m. gozan del sol y de una importante amplitud térmica durante el día y la noche que favorece el metabolismo de los aromas y el desarrollo del carácter de los varietales. En el pueblo de la serenata, las bodegas aparecen como casonas clásicas entre las montañas y al costado de los caminos. A muchas de ellas puede llegarse en bicicleta en un recorrido con guías por la mismísima Ruta 40 cruzando el río Loro Huasi. En destino, además de los recorridos por las viñas y las degustaciones de vinos, hay propuestas exclusivas que incluyen spa de vino, alojamiento en bodega y deliciosa gastronomía típica. En ‘el centro’ de Cafayate, en el lugar que supo ocupar la vieja Bodega Encantada, atrae la atención del viajero el Museo de la Vid y el Vino. Creado para promover el conocimiento de la cultura vitivinícola y exaltar los sentidos del visitante, es un homenaje a la tierra, el agua y el sol cafayateños.

Unos 14 km al sur de Cafayate, en una prolongación de los Calchaquíes salteños, junto a la Ruta 40, la experiencia enoturística lleva al viajero hasta Tolombón, el nuevo foco vitivinícola de Salta. Originario enclave diaguita, fue invadido por los Incas primero (siglo XV) y por los españoles luego (siglo XVI); recuperado por los Diaguitas, fue destruido tras la derrota de los Calchaquíes (siglo XVII). Las ruinas de Tolombón son Patrimonio Histórico y Cultural Nacional, en sus alrededores los viñedos conviven con los cardones bajo el sol.etc.

Arte y Cultura
Legado y Tradición
Gastronomía
Artesanías

Vida Urbana
Tango
Entretenimientos

Argentina Tips

Productos / Negocios

Mapas de la Región

Circuito Oeste Andino

 

 
Home
© Copyright. argentinaXplora.com
1999 -
2018
Todos los derechos reservados